(272) 72 6 68 51, 72 4 66 24 y 72 8 92 69 info@ugm.mx

Por una mejor calidad de vida

Por el Lic. Adrián Becerra Tapia

22

Abril, 2016

UGM

¿Cuántas veces hemos querido realizar ejercicio y finalmente terminamos sin haberlo logrado…? Pretextos hay muchos: no me da tiempo, me da flojera, voy a sudar, no puedo por el trabajo, no tengo la ropa adecuada, no me alcanza para el gimnasio, etc.

No cabe duda que lo que más nos cuesta es iniciar la práctica de cualquier actividad física y los errores más comunes que cometemos es querer realizar esfuerzos que están fuera de nuestro alcance desde el primer día o compararnos con aquellas personas que realizan ejercicio, pero que ya tienen más tiempo practicándolo y más aún, el querer tener resultados desde el principio, y lo único que conseguimos es desanimarnos y terminamos dejando a un lado nuestro propósito.

Actualmente con tanta tecnología, nuestro cuerpo realiza cada vez menos movimiento y el sedentarismo se hace más presente, prueba de ello son las horas que pasamos sentados en la escuela o en el trabajo, el tiempo que le dedicamos a nuestros aparatos de comunicación y entretenimiento, y si a esto le agregamos los quehaceres y actividades del hogar, no quedamos sin tiempo para poder activarse (el pretexto más común). Sin embargo hoy en día es más frecuente ver a personas de todas las edades realizar actividad física; las más común es caminar o correr por las calles de la ciudad o parques, principalmente gente adulta que se preocupa por su estado de salud y que conlleva a tener una mejor calidad de vida.

¿Qué esperas para poder hacerlo? No te limites… Lo único que necesitas es tener fuerza de voluntad, ropa cómoda, disponer de 30 minutos al día y seguir las siguientes recomendaciones para un mejor desempeño y evitar lesiones:

9

Antes de cualquier actividad o deporte debes realizarte un chequeo médico para evitar cualquier riesgo de salud.

9

Procura que las actividades las realices de preferencia por la mañana o por la noche para no exponerte directamente a los rayos del sol.

9

Es importante realizar un calentamiento (adaptación del cuerpo para la realización del ejercicio) con 5 minutos que realices estos ejercicios es suficiente:

9

20 minutos de caminata o trote dependiendo tu estado físico, cuando sientas cansancio trata de no parar (solamente si es necesario), solo disminuye el ritmo de la caminata o el trote, conforme pasen los días y seas constante (3 veces por semana mínimo) iras incrementando tu ritmo, esto deberá ser gradualmente y sin esforzarte de más.

9

Al final de la caminata o trote realiza 5 minutos de ejercicios de movilidad y estiramientos para que los músculos se relajen después del esfuerzo físico que realizaron. Es importante que nos acostumbremos a realizar estiramientos, que deben ser lentos y relajados. Nunca debe doler un estiramiento, pues tiene que ser lo más cómodo posible para el que lo está llevando a cabo.

Como podrás darte cuenta ¡es muy fácil! Sólo necesitas tener actitud y ganas. No esperemos a que las cosas tengan que hacerse por necesidad y no por gusto, no esperemos a que el médico nos recomiende hacer ejercicio, o incluso a enfermarnos para comenzar a realizar un poco de deporte; entre más jóvenes iniciemos, o como padres, inculquemos en nuestros hijos este hábito, podremos prevenir enfermedades que hoy en día son la causa de muchas muertes en la población.

Recuerda siempre hacerlo por una MEJOR CALIDAD DE VIDA.

Pin It on Pinterest

Share This